INICIO   EVENTOS   PAPANTLA   PERSONAJES   TAJÍN   TOTONACAS   VAINILLA
 

PROF. LUIS SALAS GARCÍA
Primer Cronista de la Ciudad

MTRO. ZENÓN RAMÍREZ GARCÍA
Segundo cronista de la ciudad

CONTACTO:
zenon.ramirez.g@cronistadepapantla.com

Prof. Luis Salas García y su alumno Zenón Ramírez García

 

REGRESAR

DANZA DE LOS GUAGUAS

Esta danza, al igual que los voladores, es de origen precortesiano, probablemente antillano, el maestro e historiador José Luis Melgarejo Vivanco consideraba que el nombre de Quetzalines, con el que se conoce también, se deriva del dios del fuego, que según el padre Sahagún llamaban Cuetialzin, por lo tanto eran adoradores de este dios y del sol. Preferentemente se localiza esta danza en los estados de Veracruz y Puebla; pero muy especialmente en la región de Papantla.

Es de una belleza sorprendente por su gran significación, está dedicada al sol como el más importante de los dioses, generador de la vida terrestre, lo representa el hermoso y majestuoso penacho ricamente elaborado con papel (oropel) entrelazado en varillas delgadas de tarro (otate) que forman un círculo de figuras geométricas concéntricas. Anteriormente, estos penachos alcanzaban poco más de un metro de diámetro, hoy apuradamente miden entre 60 y 70 centímetros.

Su coreografía ofrece importante belleza, sus pasos y evoluciones bordan verdaderas filigranas al compás de los más variados sones que ejecutan a ritmo de teponaztle y de una flauta de carrizo, a veces alegres y en ocasiones con un dejo de tristeza; el "Son de la Calle", la "Guasanga", el "Son del perdón", "La Cadena" y otros más, verdaderas creaciones musicales de tipo indígena y con instrumentos autóctonos.

Cuando terminan su zapateado, inician el giro en una cruz de madera, colocándose cuatro danzantes en los extremos de cada aspa, impulsándose fuertemente con el cuerpo cuando se encuentran en la parte superior, para hacer girar la cruz, todo se realiza bajo acompañamiento de un son, produciéndose la sincronización de: movimiento, colorido y música, al mágico conjuro de esta danza que representa al sol en su constante elevarse por el oriente y perderse por occidente, en su concepción indígena.

Hay comparsas que tienen aparato de seis aspas, que si bien es cierto, producen mayor espectacularidad y belleza, también lo es que transforman el verdadero significado de su valor tradicional.

Esta danza es una variante de la danza de Quetzales o Quetzalines. Se relaciona con el culto al Sol y la Fertilidad.

La danza representa el paisaje de la vegetación de la región totonaca; plumaje de pájaros, guacamayas, loros y papagayos de colores se ven representados en el penacho; los flecos amarillos son representación de los rayos del sol, la cruceta en la que giran simboliza a los 4 puntos cardinales.

REGRESAR

 

 

 

 

     

INICIO   EVENTOS   PAPANTLA   PERSONAJES   TAJÍN   TOTONACAS   VAINILLA